Mariana Ortiz: Acortando brechas

Historias de éxito

Mariana Ortiz: Acortando brechas

Licenciada en Mercadotecnia por la Universidad Anáhuac Querétaro, ex candidata a diputada local y convencida de su carrera y de la política como plataformas de inclusión, dio forma a sus ideas en un proyecto que la llevó a ganar la beca gobernadores en Washington D.C.


Querétaro, Santiago de Querétaro

Mariana Ortiz Cabrera nació en Querétaro, vivió en Mérida y volvió a su ciudad natal. Política de verbo y forma, decidió estudiar Mercadotecnia por el campo laboral que la carrera ofrece. “Puedes desde realizar investigaciones de campo y generar indicadores y estadísticas, hasta entender entornos macro y microeconómicos, así como crear imágenes de marcas, campañas publicitarias y entender las necesidades del mercado. Hay un gran espacio para poner en práctica el conocimiento adquirido de la mercadotecnia”, dice tajante.

Y es que de ese conocimiento se desprendió un proyecto que elaboró en 2012 y que tuvo como bandera la incorporación de personas con discapacidad en el mercado laboral. El proyecto la hizo merecedora de la beca gobernadores en la ciudad de Washington D.C. donde el proyecto pasó del papel a la forma, implementándolo posteriormente en su Querétaro natal.

¿En qué consiste la beca gobernadores?

En presentar un proyecto que ayude al estado en cuestión a desarrollarse en diferentes ámbitos como educación, empleo, sustentabilidad, ingeniería, desarrollo social. Y contempla poder estudiar y acometer simultáneamente una pasantía en Washington D.C. por un semestre, en el que tienes que desarrollar tu proyecto para implementarlo a tu regreso.

¿Puedes describir tu proyecto?

Sencillo: incorporar una bolsa de trabajo para personas con discapacidad. En mi estancia en Washington pude platicar con el personar del Department of Labor sobre la sustentación del programa para personas con discapacidad, cómo forman alianzas con empresas para ofertar vacantes y cómo capta a personas discapacitadas.

Para aquel entonces, Mariana formaba parte del staff de la Secretaría del Trabajo, que le dio la oportunidad de acometer su proyecto. Así se incorporó al servicio público, siendo su primer paso dentro de la política.

¿Qué pasó cuando volviste a México?

Presenté el proyecto ante la Secretaría del Trabajo y en marzo de 2013 me posicioné como coordinadora de grupos vulnerables.

¿Cuál fue el mayor reto de la implementación?

Enfrentarme con una cultura logística distinta a la de Washington. Fue complejo poner en marcha todo lo plasmado en papel. En aquel entonces aún no estaba pautado en nuestra ley laboral la contratación de personas con discapacidad por decreto,  por lo que fue difícil encontrar empresas dispuestas a la contratación.

Para aquel entonces trabajaba en la Secretaría del Trabajo, que me dio la oportunidad de acometerlo. Así me incorporé al servicio público, que fue mi primer paso de incursión en la política”.

  • ¿Por qué decidiste incursionar en la política?

  • La política es la actividad que entiende las necesidades de la sociedad y toma decisiones en favor de la misma. Siempre me ha gustado contribuir a mi sociedad, acortar brechas y promover la justicia social. Qué mejor herramienta que la política para llevar esto a cabo.

Así llegó a ser candidata a diputada local en el V Distrito local en Querétaro en 2015. Sobre la premisa de que “a diario hacemos política desde nuestra trinchera”, Mariana se define como “fiel creyente” del aporte individual y el trabajo en equipo entre gobierno y sociedad para generar bienestar. “Me gusta la política y es algo que no dejaré de hacer, desde cualquier plataforma en la que me encuentre”.

De la Secretaría del Trabajo a Kybernus

Fue en 2013 cuando, por su experiencia curricular e iniciativa, fue invitada a formar parte de Kybernus. Para Mariana “las oportunidades se dan a diario y para saber tomarlas debemos de estar en el momento preciso y con la preparación necesaria” y de su experiencia en Kybernus rescata las herramientas aportadas en cada taller. “Kybernus nos ayuda no solo a capacitarnos, sino a abrirnos puertas que para muchos jóvenes no siempre se abren”.

Para Mariana, hacen falta mexicanos “soñadores, que persigan sus sueños y quieran reestructurar el tejido social del país”, y sobre esa idea, aspira a que cada vez más personas tengan igualdad de oportunidades. Desde su trinchera de liderazgo, hoy ocupa el cargo de Coordinadora del Programa de Seguro de Vida para Jefas de Familia en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en Querétaro.

Top