Andrés Sabás Jiménez: Entre teclas y realidades

Historias de éxito

Inventor’s House es su gran proyecto: un espacio para crear y modificar realidades desde una computadora


Aguascalientes, Aguascalientes

Lo explica como cosa fácil: un espacio de interacción para modificar realidades. Desde su formación como Ingeniero en electrónica por el Instituto Tecnológico de Aguascalientes, es sencillo de comprender; para los demás, The Inventor’s House  es cuántos ecosistemas el usuario quiera crear.

Desde White hackersa ingenieros en sistema o simples entusiastas de realidades virtuales, el espacio creado por Andrés Sabás en 2014 abre las puertas de cuántas realidades el usuario desee desde la perspectiva del coworking o colaboración conjunta.

The Inventor’s House es una propuesta mucho más elaborada que un cyber café”, cuenta Andrés. Y es que si bien se comparte espacio como en un café Internet, el plus de The Inventor’s House radica en el uso de la experiencia de todos sus usuarios para un fin común. “Aquí la gente viene a trabajar, sin horario alguno, a darle forma a sus proyectos”.

Siendo el primer espacio creado en Aguascalientes que recibe apoyo de diversos organismos dentro y fuera de México, cada vez más gente se suma a este espacio.

Dentro de Kybernus

Andrés es humilde al afirmar que “poco o nada” tiene que ver con la política. Su experiencia en Kybernus data de 2014 cuando se inició en el taller de Democracia y participación ciudadana (DPC) donde entendió que a pesar de tener un perfil distinto al resto del colectivo “fue una experiencia genial, ya que siendo ajeno a las ciencias políticas o similares, la capacidad de diálogo, interacción y respeto a distintos puntos de vista, se complementa muy bien con lo que hago en el cotidiano”.

-  ¿Qué más tendrías en común con el resto del colectivo Kybernus?

-  Lo mismo que el resto de sus integrantes: formar y captar líderes para México.   

Andrés Sabás fue el Kybernauta del mes de octubre de 2015 y The Inventor’s House, el proyecto del que es co fundador, está documentado, cómo no, en las redes sociales de Internet.

Top